Guía de los materiales aromáticos

HÁBITAT

El grupo más importante de plantas productoras de aceite está formado por unas treinta familias y consta de unas noventa especies. La mayoría de las especias (pimienta de Jamaica, cardamomo, clavo, nuez moscada, jengibre, etc) es originaria de países tropicales y, a la inversa, la mayoría de las hierbas aromáticas crecen en climas templados (laurel, comino, eneldo, mejorana, hinojo, lavanda, romero, tomillo, etc). La misma planta cultivada en regiones diferentes y bajo diferentes condiciones puede producir aceites esenciales de características notablemente diferentes, denominadas “quimiotipos” .

El Tomillo común (Thymus vulgaris), por ejemplo, produce diferentes quimiotipos de acuerdo con las condiciones de su crecimiento y según su constituyente denominante sea del tipo citral o linalol, del tipo tuyanol o del tipo timol o carvacrol. Por lo tanto es importante conocer no solo en nombre botánico de la planta de la que se ha obtenido el aceite, sino también su lugar de origen y sus principales constituyentes.

Una de las mejores maneras de definir las cualidades de un aceite determinado y de comprobar su pureza es determinar la mezcla específica de sus componentes y estudiar sus características químicas.

QUÍMICA

En general los aceites esenciales están constituidos por compuestos químicos que contienen hidrógeno, carbono y oxígeno. Pueden subdividirse en dos grupos: Los hidrocarburos, compuestos casi exclusivamente de terpenos (monoterpenos, sesquiterpenos y diterpenos), y los compuestos oxigenados, básicamente ésteres, aldehídos, cetonas, alcoholes, fenoles y óxidos, a veces también pueden estar presentes otros compuestos: ácidos, lactonas, compuestos sulfurados y compuestos nitrogenados.

ALDEHÍDOS

El citral, el citroneal y el neural son aldehídos importantes que se encuentran abundantemente en los aceites con olor a limón, como los de melisa, lemongrass, eucalipto con olor a limón, citronella, etc. Los aldehíos en general tienen un efecto sedante, se ha comprovado que el citral posee propiedades antisépticas. Otros aldehídos incluyen el benzaldehído cinámico, aldehído cumínico y perilaldehído.

FENOLES

Los fenoles suelen tener propiedades bactericidas y ser muy estimulantes pero pueden resultar irritantes para la piel. Los fenoles más comunes incluyen el eugenol (qué se encuentra en la cáscara de pimienta racemosa), timol ( que se encuentra en el tomillo), carvacrol (presente en el orégano y la ajedrea); mentil eugenol, mentil chavicol, anetol, safrol, miristica y apiol, entre otros.

TERPENOS

Los hidrcarburos terpénicos mas comunes son el limoneno (antivírico, presente en el noventa por ciento de los aceites cítricos) y el pineno (antiséptico, muy abundante en los aceites de pino y trementina); también canfeno, cadineno, cariofileno, cedreno, dipenteno, felandreno, terpineno, sabineno y mirceno, entre otros. Algunos sesquiterpenos, como el camazuleno y el farnesol (ambos en el aceite de manzanilla), han sido objeto de gran interés recientemente debido a sus sorprendentes propiedades antiinflamatorias y bactericidas.

CETONAS

Algunos de los tóxicos mas comunes son cetonas, como la tuyona, presente en la artemisa, el tanaceto, la salvia y el ajenjo; y la pulegona, presente en el poleo y el buchu. Pero no todas las cetonas son peligrosas. Las cetonas no tóxicas incluyen la jasmona del jazmín, y la fenchona del aceite de hinojo. Calman la congestión y facilitan el flujo de las mucosidades. Las cetonas se encuentran en plantas que se prescriben para enfermedades de las vías respiratorias altas como el hisopo y la salvia. Otras cetonas son el alcanfor, carvona, metona, metil monil cetona y pinocanfona.

ÓXIDOS

El óxido más importante es, como mucho, el cineol (o eucaliptol), que constituye virtualmente una categoría por sí mismo. Tiene efecto expectorante y es bien conocido como el principal componente del aceite de eucalipto. También se encuentra en otros aceites, especialmente los alcanforados, como el de romero, laurel, árbol del té y cajeput. Otros óxidos son el de linalol (en la variedad decumbense del hisopo), ascaridol, óxido de bisabolol y óxido de bisaboleno.

ÉSTERES

Se trata probablemente del grupo más amplio presente en los aceites esenciales. Incluye el acetato de linalilo (en la bergamota, salvia romana y lavanda) y el acetato de geranilo (en la mejorana). son sustancias típicamente fungicidas y sedantes, que poseen a menudo un aroma afrutado. Otros ésteres incluyen el acetato de bornilo, acetato de eugenilo y acetato de lavandulilo.

ALCOHOLES

Es uno de los grupos de compuestos más útiles, de propiedades antisépticas, antivíricas y estimulantes; generalmente no son tóxicos. Algunos de los alcoholes terpénicos más comunes incluyen el linalol (presente en aniba rosaeodora, linaloe y lavanda) y el geraniol (presente en la palmarosa); así como el borneol, metol, nerol, terpineol, farnesol, vetiverol, benzil alcohol y cedrol, entre otros.

MÉTODOS DE EXTRACCIÓN

En general, el término aceite esencial se aplica a todos los productos aromáticos o extractos procedentes de productos naturales, lo cual no resulta del todo exacto puesto que muchos productos aromáticos, si bien se utilizan en la industria perfumera, sólo están parcialmente compuestos por aceites esenciales y se obtienen, de hecho, por diferentes métodos de producción.

Por ejemplo los términos “concreto” y “absoluto” y “resinoide” deberían utilizarse para indicar un tipo de producto que contiene una mezcla de componentes volátiles y componentes no volátiles, como son la cera o la resina.

Pero en el mercado, “absoluto” de rosa se suele denominar “aceite” de rosa, mientras que el de benjúi. con olor a vainilla se considera comúnmente como un aceite esencial, si bien en realidad se trata de un “resinoide” o una “resina absoluta”.

De todas formas, siempre es la cantidad de aceite esencial que contiene un producto determinado la que le otorga su cualidad aromática.

Algunos vegetales, especialmente las flores, están sujetos a deterioro y se deben procesar cuanto antes; otros, como las semillas y las raíces, se almacenan o transportan para su extracción a lugares en ocasiones lejanos. El método de extracción utilizado depende de la cualidad del material utilizado y del tipo de producto aromático que se desee obtener.

ACEITES ESENCIALES

El aceite esencial se extrae de las plantas mediante dos métodos principales: por simple expresión o a presión, como en el caso de la mayoría de los aceites cítricos, como el de limón y el de bergamota, o bien mediante destilación al vapor, en agua o en seco. La mayoría de los aceites, como los de lavanda, mirra, sándalo y canela, se obtienen mediante destilación al vapor. Este proceso aísla únicamente las partes volátiles y las partes de la planta no solubles en agua, otros compuestos, a menudo valiosos, como los taninos, el mucílago y los amargos, están, pues, excluidos del aceite esencial. A veces el aceite resultante se vuelve a destilar o rectificar para liberarlo de cualquier sustancia no volátil remanente; otros aceites se redestilan a diferentes temperaturas para obtener unos constituyentes y excluir otros, el alcanfor se separa en tres fracciones: blanca, amarilla y marrón.

los aceites esenciales suelen se líquidos, pero también pueden ser sólidos (lirio pálido) o semi sólidos según la temperatura (rosa). Se disuelven en alcohol, grasas y aceites, pero no en agua y, en contra de lo que con los aceites de plantas “fijos” (como el de oliva), se evaporan al aire sin dejar residuos oleosos.

CONCRETOS

Los concretos se preparan casi exclusivamente a partir de materiales vegetales como corteza, flores, hoja, tallo o raíz. Se extraen las sustancias aromáticas mediante solventes tipo hidrocarburos, en lugar de mediante destilación o presión. Este sistema se hace necesario cuando el agua caliente o el vapor afectan negativamente al aceite esencial, como en el caso del jazmín; también produce una fragancia más acorde con la natural: Algunas plantas como la lavanda y la salvia romana se destilan al vapor para obtener un aceite esencial, y también se obtiene el concreto por extracción con solventes. El residuo restante suele ser sólido y de una consistencia cerúlea no cristalina.

La mayoría de los concretos, como el jazmín, contienen un 50% de cera y un 50% de aceite volátil; rara vez, como sucede con el ylang ylang, el concreto es líquido y contiene un 80% de aceite esencial y un 20% de cera. La ventaja de los concretos es que son más estables y concentrados que los aceites esenciales puros.

RESINOIDES

Los resinoides se preparan a partir de resinas naturales mediante extracción con solventes de tipo hidrocarburos, como el petróleo o el hexano, los resinoides se obtienen a partir de materia orgánica muerta, mientras que los concretos se obtienen de tejido vivo. Los materiales resinosos típicos son los bálsamos (bálsamo del perú o benjuí), resinas (almáciga y ámbar), oleorresinas (bálsamo de copaiba y trementina) y las resinas oleogomosas (incienso y mirra). Los resinoides pueden ser líquidos viscosos, semisólidos o sólidos, pero normalmente son masas homogéneas de tipo no cristalino. Ocasionalmente la fracción soluble en alcohol de un resinoide se denomina absoluto.

Algunas resinas como el incienso y la mirra se utilizan tanto para preparar un aceite esencial mediante destilación como un absoluto resinoso mediante extracción con alcohol directamente a partir de la resina oleogomosa en crudo. El benjuí no es lo bastante volátil como para producir aceite esencial por destilacio: el benjuí líquido suele ser resinoide de benjuí disuelto en un solvente adecuado o un disolvente plástico. Al igual que los concretos, los resinoides se emplean en perfumería como fijadores para prolongar efecto de la fragancia.

ABSOLUTOS

El absoluto se obtiene a partir del concreto mediante un segundo proceso de extracción mediante solventes, utilizando alcohol puro (etanol) en el cual la cera no deseada sólo es ligeramente soluble. Un absoluto esta sujeto normalmente a sucesivos tratamientos con alcohol; pero incluso así, siempre queda algo de cera, como ocurre con el absoluto de la flor de azahar. Los absolutos pueden procesarse aún mas mediante destilación molecular, que elimina cualquier traza de materia no volátil. El alcohol se recupera mediante evaporación, para lo que es necesario provocar un ligero vacío hacia el final del proceso. Algunos absolutos, sin embargo, siguen teniendo restos de alcohol etílico, hasta un 2% por lo que, debido a estas impurezas, no se recomiendan para el trabajo terapéutico.

Los absolutos suelen ser líquidos muy concentrados y viscosos, pudiendo ser sólidos o semisólidos en algunos casos (absoluto de salvia romana). En los últimos años, se ha investigado intensamente en el campo de la extracción de aceites esenciales y materiales aromáticos utilizando dióxido de carbono líquido; los aceites obtenidos por este procedimiento tienen una cualidad olorosa excelente y están completamente desprovistos de residuos de solventes o de materiales no volatiles.

POMADAS

Las verdaderas pomadas son productos obtenidos mediante un procedimiento llamado enfloración o enfleurage, que hoy en día se considera obsoleto.

Fue en su tiempo el principal método de obtener materiales aromáticos a partir de las flores que continúan perfumando mucho después de ser cortadas. se cubría una superficie plana de vidrio con una fina capa de una grasa inodora pura especialmente preparada. Las flores recién cortadas, como las de jazmín o tuberosa, se colocaban una a una sobre la grasa, que quedaba saturada con sus aceites volátiles. La grasa se renovaba con frecuencia con nuevas plantas recién cortadas. La grasa saturada de fragancia, conocida como pomada, era finalmente tratada por extracción con alcohol para producir el absoluto puro o perfume.

LO NATURAL Y LO “IDÉNTICO A LA NATURALEZA”

Muchos perfumes y aceites que antes se obtenían a partir de flores como los claveles, las gardenias o la lila, se obtienen hoy en día casi siempre de forma sintética. En la industria farmaceutica, estos productos fabricados químicamente se llaman “idénticos a la naturaleza”. Las industrias perfumeras y de saborizantes necesitan continuidad en sus productos, y las sustancias naturales están sujetas a cambios estacionales. Sin embargo los productos “identicos a la naturaleza” y los aceites esenciales naturales tienen una naturaleza completamente diferente, cosa que queda reflejada en sus costes relativos -los productos sintéticos son mucho más baratos que los genuinos.

Muchos aceites aromáticos, como el de lavanda o el de pelargonio rosa, contienen un número relativamente pequeño de constituyentes principales, varios constituyentes menores y una gran cantidad de residuos. Reconstruir esta compleja combinación de componentes, incluyendo todos los residuos, sería virtualmente imposible. Muchos aceites “identicos a la naturaleza” sólo son puros o exactos en un 96 por ciento cuando es el 4 por ciento restante, que incluye a los residuos, el que a menudo define realmente a una determinada fragancia. Este es el caso del aceite de gálbano, en el que las pirazinas, presentes en menos de 0,1 por ciento, son las responsables del fuerte olor vegetal del aceite. así mismo, es la combinación específica de los diferentes componentes del auténtico aceite esencial, incluyendo los residuos, la que le otorga su valor terapéutico. La razón de ello debe ser que estas pequeñas cantidades de residuos tienen un efecto sinérgico o controlador sobre los elementos principales. Por ejemplo, existen cerca de 300 constituyentes en la rosa, algunos de los cuales todavía no han sido identificados, motivo por el cual el aceite de rosa sintético todavía resulta poco convincente. Los “aceites identicos a la naturaleza” no se pueden utilizar terapéuticamente como sustitutos de los materiales aromáticos naturales, no sólo porque no poseen el sutil equilibrio de sus constituyentes sino porque les falta la “fuerza vital” de los aceites de origen natural.

continua-en     anterior

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s